Hábitats Naturales y Corredores Ecológicos

La extensión de los hábitats naturales y su transformación en reservas integrales de biodiversidad, es decir, con una presencia humana mínima y un impacto insignificante, es un factor decisivo para salvaguardar la biodiversidad y frenar su pérdida constante año tras año.

Cuanto más se amplíen los hábitats, más viables serán, pues al no interferir el hombre más prosperarán con el tiempo; devolviéndonos así a los humanos la calidad del aire, del agua y de la fertilidad de los suelos agrícolas.

Nuestra mentalidad -con el error moral, pero también de cálculo- de situar al humano en el centro como beneficiario de todo ha producido y sigue produciendo una reducción acelerada de los hábitats y, en consecuencia, de la biodiversidad que contienen. ¿Qué hacer de forma concreta e inmediata? La intervención es compleja teniendo en cuenta los variados intereses humanos sobre el terreno y las justificaciones que a veces podemos dar para defender nuestras acciones. Por eso necesitamos héroes que luchen con paciencia por cambiar la situación.

habitat_page_image

linea pallini 1

Nuestros objetivos

 

Hemos identificado una solución inicial que, si se pone en marcha, puede hacer crecer con el tiempo lo que ahora llamamos corredores.
Crear corredores ecológicos intangibles, que unan los últimos espacios de ecología que quedan y los grandes parques protegidos, ampliando así de forma efectiva los hábitats mediante auténticos corredores ecológicos. Todo lo que no es humano tendría la oportunidad de moverse libremente, crecer y multiplicarse de nuevo.

 

Objetivo inmediato

 

El objetivo inmediato es detener el consumo directo de los HÁBITATS y su fragmentación y unirlos mediante CORREDORES ecológicos.

 

Objetivo a largo plazo

 

El objetivo a largo plazo, siguiendo los pasos de E.O.Wilson, es superar la mentalidad humana actual y comprender que la supervivencia de nuestra propia especie, en el espacio limitado que es el planeta, depende de cómo lo compartamos con otras formas de vida.

La naturaleza no es buena ni mala, la naturaleza está con nosotros, pero se quedará sin nosotros si borramos las condiciones que permiten nuestra existencia y la de tantos otros seres.

Limitemos el crecimiento demográfico, limitemos las tierras ocupadas, reservemos el 50% del planeta para otras formas de vida. Lleguemos allí desarrollando "Corredores" que conecten lo que queda de los "Hábitats".